Etopeyas

Una etopeya es como un dibujo trazado con palabras que intenta contornear la sombra difusa que proyectan nuestros rasgos psicológicos, éticos o morales. Como la hija de Butades, la etopeya intenta apresar en una imagen al otro, contener en una línea de escritura la parte más intangible de nuestra psique, aquello de nuestro carácter que está en un proceso constante de mutación, cualidades y virtudes que están en pleno cambio, en un estado que es, trágicamente, un a punto de ya no ser.
Como los primeros daguerrotipos,raramente lograrán ofrecernos una imagen nítida. Lo borroso se revela ante nosotros mostrando la imposibilidad de una descripción definitiva de los otros. Ni siquiera la elaboración de una etopeya de nosotros mismos parece llevarnos a buen fin. El autorretrato no solo se verá abocado a la emanación difusa y borrosa de nuestra sombra, sino que implotará hacia lo más profundo de nuestro ser y, de forma lacaniana, se convertirá, como muestra Roberto López Martín, en una imagen dramáticamente fragmentada, puro collage de una mismidad de apariencia monstruosa.

Francisco García Ramos.Texto de ETOPEYAS,exposición en la Toma, Rosario (Argentina)